martes, 10 de mayo de 2011

Palacio Federal (Museo Casa Chihuahua)

Museo Casa Chihuahua

En 1718, la Compañía de Jesús realizó las gestiones para la construcción del seminario de la orden y, a su costado, la Iglesia de Nuestra Señora de Loreto. En 1767, tras la expulsión de los miembros de la Compañía de Jesús del país, la Comandancia de las Provincias Internas decidió que parte del colegio se convirtiera en Real Hospital Militar. En 1811 varios cuartos del hospital fueron prisión de algunos de los caudillos insurgentes, entre ellos de Don Miguel Hidalgo y Costilla, iniciador de movimiento de independencia.

En 1885, José Cordero, rico comerciante de Chihuahua, compró el edificio, y al poco tiempo lo vendió al Estado de Chihuahua. Uno de los espacios que ocupaba la plaza del ex colegio fue arrendado al gobierno federal para construir y establecer la Casa de Moneda.

Tras la demolición de la Casa de Moneda se inauguró en ese mismo lugar en 1910 el Palacio Federal, edificio porfiriano construido con motivo de las festividades del centenario de la Independencia Nacional. Una de las torres de la iglesia que resistió el paso del tiempo se conserva dentro del soberbio edificio como huella de un pasado lejano que ha desafiado el tiempo y es ahora recuerdo de la prisión del Padre de la Patria.

El Palacio Federal funcionó como oficina de correos por un largo periodo, siendo posteriormente restaurado e inaugurado el 17 de noviembre del 2007 para funcionar como un espacio orientado hacia la conservación y difusión del patrimonio chihuahuense.


El Palacio federal, hoy rebautizado como Centro de Patrimonio Cultural, Casa Chihuahua, fue inaugurado en 1910, meses antes del estallido revolucionario maderista. El edificio albergó durante años a las oficinas de Correos y Telégrafos, así como otras oficinas federales, hasta que finalmente fue donado por el gobierno federal al gobierno local.

El terreno en el que se ubica este edificio porfiriano fue anteriormente asiento del colegio jesuita y de la casa de moneda. La demolición del edificio estuvo a cargo de Matías Babinsky. La picota respetó el calabozo donde permaneció Miguel Hidalgo antes de su fusilamiento. Este sitio histórico quedó en el nuevo edificio como testimonio de la gesta insurgente.

La idea de edificar un Palacio de Gobierno Federal surgió del gobernador del estado Enrique C. Creel, que lo propuso a José Yves Limantour, a la sazón secretario de Hacienda del Gobierno de Porfirio Díaz.

Creel le envió a Limantour un proyecto artístico del inglés Alfred Giles, quien construyó en Chihuahua importantes edificios, como la Penitenciaría y la Presidencia Municipal. El secretario de Hacienda, que era amigo personal del gobernador, aceptó la construcción, pero encargó la obra al ingeniero Mauricio M. Campos y a su socio Gerardo Alcorta.

El independiente y combativo periódico chihuahuense El Norte, de Silvestre Terrazas, informaba el 11 de junio de 1906 como sería el nuevo edificio diseñado por el arquitecto William A. Bird:

El primer piso

Entrando por el frente se encontrará desde luego a la izquierda, el acceso a lo que fue la prisión de Hidalgo; y por la derecha, la escalera que llevará al piso alto. Entre estos dos departamentos se abre la puerta del hall amplio y con una altura de veinte metros; a la derecha quedarán los departamentos de estampillas postales y enfrente de éste las oficinas de Telégrafo, y en medio las cajas de apartado.

La parte alta

En el segundo piso serán instaladas las oficinas de la jefatura de Hacienda, de la Renta del Timbre, Agencia de Minería y terrenos Baldíos y las militares.
El costo del edificio será de medio millón de pesos, costo que incluye el valor de los muebles.
El esqueleto será de fierro de la Fundición de Monterrey.
El estilo arquitectónico del edificio es un griego compuesto cuyas características son seriedad en el conjunto, sobriedad de adornos en los detalles y apariencia majestuosa.
La fachada que da a la calle Libertad tiene en la pared central un pórtico saliente con amplia escalinata y dos torreones que servirán para encerrar la torre que sirvió de prisión a Hidalgo.
A ambos lados del pórtico al que se abren dos anchos balcones y dos grandes puertas, hay tres ventanas y tres balcones dominando la altura de la cúpula de cristales de un hall o rotonda que será ocupado por la Oficina de Correos y Telégrafos.
Como decoración lleva cuatro alegorías de bronce. Dos a ambos lados de la escalinata, representando la Independencia t La Paz, y en la parte superior, correspondiendo a éstas, El Comercio y La Industria.

El gobernador que inauguró el edificio no fue Creel sino Sánchez, que era el gobernador sustituto, ya que el primero se desempeñaba en ese momento como secretario de Relaciones Exteriores.

El Palacio Federal fue escenario de diversos eventos históricos de la ciudad, como el desfile con que se celebró la derrota de Orozco a manos del ejército de Huerta, la aparición del gobernador González después del levantamiento orozquista y el mitin de protesta por el crimen del padre Maldonado.
Bibliografía:

Fuente oficial: CONACULTA, INAH.

1 comentarios:

Prisila Godina dijo...

de que materiales esta hecha la casa chihuahua?

Publicar un comentario

Archivo del blog

Sobre nosotros

Sitios Históricos de Chihuahua
Somos un grupo de estudiantes en ciencias de la información, que se interesan en dar a conocer los principales sitios históricos de la ciudad de chihuahua.
Ver todo mi perfil

Agradecimientos

Agradecemos al Instituto Nacional de Antropologia e Historia (INAH) por su colaboracion, en la localizacion de fuentes oficiales, para la informacion contenida en este blog.
Con la tecnología de Blogger.

Seguidores