sábado, 9 de abril de 2011

Catedral de Chihuahua




Catedral de Chihuahua
       La catedral de la ciudad de chihuahua se encuentra ubicada en la colonia centro, entre las calles libertad e independencia.

Historia:

      Dado el alto número de pobladores que se avecindaban en el Real de San Francisco de Cuellar y ante la urgencia de cubrir sus necesidades religiosas, el Sargento Mayor Don Juan Antonio Trasviña y Retes donó a la organización religiosa un solar para la edificación de la iglesia parroquial en el lugar que hoy ocupa la Catedral.

Sin embargo el vertiginoso crecimiento de la población hizo que el templo resultara insuficiente y se decidió emprender una obra de mayor espacio. El entonces obispo de la Nueva Vizcaya, Benito Crespo y Monroy, colocó la primera piedra del proyectado edificio en 1725. Para acelerar la obra, se determinó un impuesto consistente en la aportación de un real por cada marco de plata proveniente de los mineros y los comerciantes.

      El primer mayordomo de la obra fue Pedro Coronado, seguido por Miguel de la Sierra y el maestro de alarife José de la Cruz, quien realizó los planos de dicho proyecto y al morir en 1734 fue sepultado en el interior de la nueva iglesia. Otros más siguieron con la dirección de la obra, hasta que en 1758 el arquitecto Bernardo del Carpio finiquitó el contrato por las torres de la iglesia. Las campanas fueron fundidas durante el año de 1730 y permanecieron en el exterior hasta 1780, cuando fueron colocadas en una acción dirigida por Melchor Guaspe. En el lugar que ocupa el reloj, adquirido en la ciudad de Londres en el año de 1874 por José Félix Maceira, lucía originalmente el escudo de armas de la Corona Española. En 1891 la mencionada iglesia parroquial fue elevada a la categoría de Catedral.

      La magnífica muestra de barroco rico representada en la Catedral Metropolitana de Chihuahua, es admirada en el norte de México y que fue base para la traza urbana de la Villa de San Felipe del Real, precisamente en el lugar por donde pasaba el eje de comunicación que en el siglo XVIII comunicaba a la ciudad de Santa Fe con la ciudad de México y el cual se conocía indistintamente como Camino Real de Tierra Adentro y Camino de la Plata.

Museo de Arte Sacro:

Caminando por el atrio de Catedral, hacia el lado de la Calle Victoria, se encuentra el acceso hacia lo que anteriormente se conocía como Sala del Tesoro o Salón de los Ángeles.

Durante la década de 1980, esta parte de la Catedral se acondicionó construyéndole un subterráneo que es donde actualmente se encuentra el Museo de Arte Sacro.

En el periodo de la colonia, para la enseñanza del evangelio y el catecismo se elabora material que sirviera de apoyo en la didáctica; así, grandes óleos realizados por famosos pintores de esta época, con temas principalmente biblicos y relacionados con la religión catolica, se enviaban a las catedrales más importantes del país.

Algunas pinturas tienen tecnicas de realismo y de la mirada perdida como la de la MonaLisa.

Este material es lo que constituye ahora, el acervo cultural del Museo. En este pequeño, acogedor, relajante y muy singular Museo de Arte Sacro.

En sus bóvedas subterráneas, es posible contemplar en un ambiente agradable y acogedor, obras de célebres pintores del siglo XVIII, tales como Miguel Cabrera, José de Alcíbar, José de Páez y Juan Rodríguez Juárez, entre otros.

Los colores son 100% naturales, creados con la mezcla de piedras, tierras, aceites, flores y pigmentos minerales, los cuales eran secretos y pasaban de generación en generación.

Con gran arte reprodujeron las imágenes de personas como Santo Tomás de Aquino, patrono de las universidades en todo el mundo; el teólogo San Agustín; el Papa San Gregorio Magno, recopilador de música religiosa, en cuyo honor cierto tipo de misas y cantos se llaman Gregorianos.

También, con gran sensibilidad, están representados los misterios del Santo Rosario, el nacimiento de Jesús, la huida a Egipto, la circuncisión y la pasión de Cristo.

demás de los óleos, en el Museo se exhiben varios objetos, tales como la silla especialmente labrada por un artesano de la ciudad, para ser utilizada por el Papa Juan Pablo II, en su visita a Chihuahua en el año de 1990; también se encuentra un urna o féretro que se utilizaba para rememorar la pasión y muerte de Jesucristo cada Viernes Santo; en memoria del Arzobispo Don Antonio Guizar y Valencia, se conserva un trono o sede tallado en madera, luciendo en la cabecera su escudo episcopal.

Este objeto por muchos años estuvo colocado junto al altar de la Catedral, desde ahí presidía el Arzobispo las ceremonicas solemnes e importantes.

Todos son bienvenidos al Museo, independientemente de su creencia religiosa, ya que es un Museo de Arte Barroco Mexicano con cuadros de finales del Siglo XVII y principios del XVIII.


El museo actualmente tiene sus puertas abiertas al publico en:


Dirección: Calle Victoria y 4ª. S/N, Col. Centro
Horario: Lunes a Viernes de 9:00 a 13:00 hrs.
Costo: $10.00 Adultos $5.00 Estudiantes, niños y tercera edad.





Fuente oficial: CONACULTA, INAH. y Catedral de Chihuahua.
Fotografía: Portal del Gobierno de Chihuahua.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

muy interesante historia....0.0

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog

Búsqueda

Cargando...

Sobre nosotros

Sitios Históricos de Chihuahua
Somos un grupo de estudiantes en ciencias de la información, que se interesan en dar a conocer los principales sitios históricos de la ciudad de chihuahua.
Ver todo mi perfil

Agradecimientos

Agradecemos al Instituto Nacional de Antropologia e Historia (INAH) por su colaboracion, en la localizacion de fuentes oficiales, para la informacion contenida en este blog.
Con la tecnología de Blogger.

Seguidores